domingo, 19 de octubre de 2014

Escribiendo con el sonido de la lluvia

La lluvia parece adueñarse de las calles. Mientras la oigo pasar, escribo en mi blog y recuerdo aquellos días de lluvia en la que me resguardaba en el calor del hogar o donde no salíamos al recreo.


Han pasado varios años desde aquellos tiempos, pero la lluvia aderezada con relámpagos sigue provocando en mi desde miedo hasta asombro por ver caer cientos y cientos de litros por las calles de una ciudad, Santa Cruz de Tenerife, que hace no mucho ya padeció la furia de la naturaleza.
Y yo aquí escribiendo en mi blog con el sonido de la lluvia, recuerdo aquellos años en los que no había nada como leer un buen libro con la seguridad que proporciona el saberme resguardado del duro embate de la lluvia ¡Qué años aquellos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario