jueves, 3 de julio de 2014

Un cambio necesario en el voto

Hay tres cosas que definen una auténtica Democracia. Una es la separación de poderes (legislativo, judicial y ejecutivo, la otra es el respeto a la vida y el respeto al que opina diferente y la ultima la manera de elegir a los representantes.


Sobre esta última siempre he dicho, y parece que la tendencia ultima del PP es esa, que la lista más votada es la que tiene que gobernar. Ya basta de pactos con nacionalistas o de fuerzas con ideologías totalmente distintas. Lo que se ha hecho hasta ahora es una burla al votante por la razón aritmética de los votos cuando se ha estado falseando la realidad social española. Una sociedad donde se han permitido pactos increíbles por el simple hecho de gobernar. Un ejemplo sangrante, no es el único, lo tenemos en el populista Revilla, que fue Presidente de Cantabria sin haber ganado las elecciones, llegando a ser incluso la tercera fuerza más votada. ¿Por qué? Porque los socialistas preferían que gobernará un tonto útil (o inútil según como se mire) antes que lo hiciera el PP.
Y ahí radica el problema, ¿se conseguirá el consenso para llegar a tal acuerdo? Por parte de los nacionalistas no hay duda. Por eso debe mirarse hacia las denominadas fuerzas nacionales, especialmente el PSOE. Todo el mundo sabe la cantidad de pactos que han realizado con tal de tener poder, concretamente en Cataluña donde quisieron ser más nacionalistas que CIU y Esquerra juntos. Y así les ha ido de "bien" tanto en Cataluña como España. 
Un acuerdo tan importante como ese que puede lleva a España a otro nivel se tiene que hacer no como se ha hecho hasta ahora, intereses partidistas, sino desde el compromiso con la Patria y, en definitiva, hacia las generaciones futuras. En Francia, por ejemplo, hay segundas vueltas y es una de las Democracias más avanzadas del mundo. El paso hacia un método de elección diferente puede ser un pequeño gran paso para eso que ansiamos los demócratas: una regeneración política del país. Pero éste es sólo uno de los muchos que quedan por hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario