viernes, 27 de junio de 2014

Las pocas luces de Maleni

Resulta curioso que una persona, ex-consejera de Andalucia, ex-Ministra de España, cuando fue imputada no solo no dimita al momento de su puesto en el Banco Europeo de Inversiones, sino que cuando lo hace alega presiones del Gobierno porque supuestamente éste quiere poner a alguien de su cuerda ideológica.


Yo no se sí las razones gubernamentales son esas. Lo que si se es que un Gobierno debe velar por el buen nombre de España y esta señora al igual que muchos, estaba dejando la imagen de la Nación a la altura del betún con los escándalos en Andalucia (y no cuento los posibles pufos cuando era Ministra). Esa señora no es más que producto de 30 años de políticas caciquiles socialistas en Andalucia, donde se creían estar a salvo de cualquier actuación contra ellos. La cosa ha cambiando y por eso echa la culpa al Gobierno. Pero lo hace como debe tiene que hacerlo "un buen socialista". No habla de que debía irse porque esta imputada, ni lo hace en rueda de prensa pública. Dice que el Gobierno tiene la culpa (¿?) y, por supuesto, lo hace en el medio de comunicación oficial del socialismo, la SER. 
Pocas luces tiene esta señora cuando alega presiones del Gobierno para poner alguien de otra cuerda ideológica, demostrando que ella no estaba ahí por que tuviera cualidades para ello (por supuesto que no las tiene), sino porque tenía que estar en algún sitio como una gran cantidad de políticos, que no han hecho nada en su vida. Mejor no mencionar al señor Chavez, otro vividor político, alegando que el Gobierno actúa "cínicamente". Tiene gracia porque políticos como Chavez (se me ocurren muchos más) en un país decente estarían en la cárcel y, sin embargo, aparece de la nada, pretendiéndonos dar lecciones. Gente absurda, que lleva en política desde que tenía pantalones cortos. Y no es una metáfora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario