miércoles, 30 de abril de 2014

¿Qué estilo?

Cuando me decían que el estilo de juego propugnado por el Barcelona, especialmente dirigido por Guardiola, era el mejor, no podía más que pensar para mis adentros: ¿Ni qué el fútbol lo hubiera inventado Guardiola?


Es evidente que el fracaso del Bayern de Münich pone aún más de relieve que el fútbol de toque esta bien sí tienes determinados jugadores y, lo más importante, generas peligro. El partido del Real Madrid fue casi un calco de la final de Copa del Rey ante el Barcelona. La diferencia estriba en que el Bayern tenía que remontar y el equipo blanco estuvo muy certero Por lo demás, los mismos errores posicionales, sobre todo a la hora de defender, y mucho pase, siendo el primer disparo entre palos uno blandito de Ribery cuando ya iban 0-3 en la segunda parte. 
Yo respeto a la gente que considera que el fútbol del toque es mejor que el vertiginoso o el practicado históricamente por los italianos (cerrojazo), pero eso no significa que ésta sea la única forma de ganar. El Real Madrid con poco más de un 30% de posesión evito que el Bayern tuviera ocasiones claras, aplastandolo en las contras frente a unos centrales lentos y que, en algunos momentos, parecían juveniles.
El único estilo no es el de toque, ni el juego vertiginoso, ni ningún otro. El estilo es ganar y para ello tienes que meter goles, fruto de disparar a puerta (si Guardiola: la posesión no lo es todo). 
Un ejemplo lo tenemos en la Selección Española. Todo el mundo se acuerda del juego de toque que tantos éxitos recientes nos ha dado. Pues resulta que todo comenzó con una tanda de penaltys ante Italia, que nos hizo eliminar a una "bestia negra" histórica. Sí España hubiera caído, se hubiera puesto en cuestión al Combinado Nacional con los mismos argumentos con los que cayó Clemente, que a punto estuvo de clasificar a España en las semifinales, pero una prorroga desgraciada, sumado a un Salinas que no metía un gol al arco iris, nos mando a casa. 
El fútbol es así. Se decide por momentos. Y como decía Luis Aragonés: "del subcampeón no se acuerda nadie". Pues del semifinalista menos, aunque haya tenido el 70% de posesión.
PD: Los del Bayern deberían quejarse menos del juego de su equipo, puesto que Guardiola propugna el toque desde siempre. No es una novedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario