domingo, 27 de abril de 2014

El legado de Walt Disney

Poco podía imaginar que una compañía de dibujos animados dirigida por un joven de Chicago llamado Walter Elias Disney acabaría por triunfar, dejándonos un legado en el campo de la animación, que ha servido de ejemplo a muchos con resultados muy diversos.


Después de la muerte de Walt se ha dicho de todo: que sí era racista, machista y demás barbaridades dicha por rivales que odiaban profundamente el éxito obtenido por Disney y por gente que ni lo conoció (Vease Meryl Streep). Disney represento un soplo de aire fresco para una animación que estaba en pañales. La cosa empezó con un ratón, pero siguió con otros personajes igualmente memorables y demostró que iba en serio cuando se la jugo con su primer largometraje: Blancanieves y los Siete Enanitos.


Pero cuando murió Disney parecía que algo se había ido con el gran Walt. Los años 70 y gran parte de los 80 fue un caminar en el desierto, que llevo a la compañía a plantearse si dejar la animación y vivir de sus parques de atracciones. Pero todo cambio cuando llego la Sirenita, una obra magistral, que tuvo un éxito que nunca y que llevaría a la compañía de animación a una segunda etapa dorada que muchos de mi generación disfrutamos mucho. 


Porque gracias a un hombre maravilloso, los niños pensábamos que los sueños podían hacerse realidad. Y Walt tenía razón. Por un momento, los sueños eran realidad.
A continuación, les pongo la opinión de las que, en mi opinión, son sus mejores largometrajes animados.

Sus mejores películas
1. La Sirenita


2. Blancanieves y los Siete Enanitos


3. La Bella y la Bestia


4. El Rey León


5. Aladdin


6. Fantasía


7. La Cenicienta


8. La Bella Durmiente


9. Peter Pan


10. La Dama y el Vagabundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario