domingo, 1 de diciembre de 2013

Pedro Ferrándiz o el buen baloncesto

En los Estados Unidos, en el conocidisimo Salón de la Fama de Baloncesto (Hall of Fame) en Spingfield hay jugadores y entrenadores que han marcado la historia del deporte de la canasta, no sólo en el país norteamericano, sino en Europa. Y uno de esos europeos, se ganaría, en 2007, por derecho propio estar en ese museo junto a otros grandes como Michael Jordan, Bill Russell o Magic Johnson. Estoy hablando del que, sin lugar a dudas, modernizo el baloncesto español: Pedro Ferrándiz.


Y es que como entrenador consiguio todos los laureles imaginables y llevo al Real Madrid ha ser un equipo de leyenda y es que trajo a Europa las rápidas transiciones defensa-ataque que ya eran todo un clásico en los Estados Unidos con notable éxito tanto en España como en Europa. 

Dando instrucciones

Y a su gran juego, por supuesto, se le unieron los éxitos deportivos aún insuperables para cualquier técnico hispano: 12 Ligas Españolas, 11 Copas de España y 4 Copas de Europa. Y es que hablar del Real Madrid era hablar de Ferrándiz, además de Saporta, y hablar de Ferrándiz era hablar de buen juego aderezado con éxitos deportivos.

Celebrando una de sus muchas victorias europeas

Pero a esos éxitos se le unió una capacidad luminosa, que le llevo a "robar" a la mismísima liga americana a jugadores que prometían y acabaron siendo claves no sólo en el equipo blanco, sino en la Selección Nacional Española: Clifford Luyk, Wayne Brabender, Walter Szczerbiak, junto con nacionales de gran calidad como Emiliano, Sevillano, Córbalan, Lolo Sainz (que lo sustituiria como entrenador blanco), Cristobal Rodríguez, Romay y tantos otros que llevaron a los laureles al equipo madridista en España y en Europa, compitiendo con los mejores equipos del continente, entre ellos los italianos como el Varese, o los soviéticos como el CSKA de Moscu. 


A mediados de los 70, se retiraría como los mejores, ganando su undécima Copa. Una Copa especial ya que sería el último titulo de su vida. Para reemplazarlo Lolo Ferrándiz, en una difícil tarea, pero los mimbres ya estaban hecho. El estilo Ferrándiz.


Un equipo formidable que llego a ganar hasta diez ligas seguidas, con un nivel grandisimo, sin bajar el acelerador y es que hablar del baloncesto español era hablar del Real Madrid y en el banquillo Pedro Ferrándiz, uno de los más grandes entrenadores europeos y mundiales. Y no lo digo yo, ni cualquiera. Lo dicen todos y cada uno de los que aman el deporte de la canasta. Y tienen razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario