jueves, 10 de octubre de 2013

El payaso del crimen

Un superheroe siempre destaca aún más en función del villano al que se enfrente. Los hay de muchos tipos: del tipo cientifico loco, de los buscan vengarse de la sociedad que los maltrato, etc., pero ninguno representa la locura extrema a la que lleva la maldad como uno de los enemgos más conocidos del caballero oscuro: el Joker (Guasos en países latinoaméricanos).


Lo que llamo la atención es que los creadores del hombre murcielado,se atrevieran a poner como su más cruel archienemigo a un payaso. Parece ser que se basaron en el personaje de "el hombre que ríe", al cual se le había desfigurado la cara merced a un accidente, no pudiendo parar de sonreir. El caso es que tanto Bil Finger como Bob Kane estuvieron de acuerdo.

Conrad Veidt como el hombre que rie

El personaje comenzo a hacer de las suyas en el primer número de la revisa de Batman, cuando ocasionaba a las victimas una paralisis que provocaba una sonrisa parecida a la que tenía el cruel payaso: la marca del joker. Previamente avisaba a sus victimas de sus mortales planes, ocasionando la angustia en ellos, y todo con la intención de robarles. El caso es que el Joker sabía que sus víctimas a la hora predicha, acabarían falleciendo, puesto que ya habían sido drogados sin que ellos lo supieran. La misión de Batman y Robín, el chico maravilla, era detener al payaso, algo que consiguieron en esa ocasión, pero que se ha sido una tonica en los comic de Baman.


Los crimenes del Joker cada vez se volvieron más sofisticados y traían de cabeza al propio Caballero Oscuro que en más de una ocasión creyo acabar con el payaso, algo que nunca acababa de conseguir. El Joker se volvio tremendamente popular, aunque muchos veían en sus atroces crímenes una mala influencia para los lectores, en su mayoría niños y jovenes, llegando a temer que en edad adulta realizaran lo que veían en los comic. De ahí que el Joker se volviera cada vez más infantil. En un payaso molesto, que buscaba acabar con Batman, aunque los dos siempre se daban tregua para la historia siguiente.


Fruto de esa versión infantiloide del payaso, nació el Joker de la serie, demasiado estridente para ser de Batman, de los años 60, interpretado por César Romero que quedaría para la posteridad como el primer interprete del payaso del crimen.

César Romero como el Joker

Pero también era necesario conocer como el Joker se había convertido en un criminal lunatico y sin escrupulos. Por eso se publico una historia en la que nos hablaban de que antes de que el Joker se convirtiera en un payaso delinciente era un criminal vulgar que robaba con una capucha roja y, por lo tanto, todo el mundo desconocia su identidad. Los propios Batman y Robín estuvieron detras de ese ladron que para evitar el enfrentamiento saltó a un lugar donde había acido que le desfiguro la cara, añadiendole la piel blanca y el pelo verde, al igual que un payaso. Fruto de ver su patetica estampa, se volvio loco, convirtiendose en un payaso críminal.

¿Quién es el capucha roja?

A esta historia, ya en los 80, en el comic "la broma asesina" (en la que el Joker deja paralitica a Barbara, hija del Comisario Gordon) se añade a la historia que el se había unido a una banda, poniendose una capucha roja, para sacar algo de dinero, ya que su mujer estaba embarazada, pero ella perdio el niño, falleciendo y en un enfrentamiento con Batman había caído en un barril de acido, provocando que se volviera en el loco Joker, tras una fuente continua de desgracias.


Sería en los 80, precisamente, donde volveríamos a ver un Joker más oscuro, siempre en su eterna lucha con Batman, donde ni el propio lector sabe quien esta más loco. El comic "El hombre que rie", además de la mencionada "La broma asesina" son dos ejemplos claro.


A finales de esa década, un actor volvería a hacer del loco payaso. En este caso, Jack Nicholson fue el elegido para la primera película del murcielago interpretado por Michael Keaton. Una visión oscura en general, pero algo alejada de las historias de esa decada. Nicholson se acerca, quizá, un poco en su forma de ser al Joker de César Romero, aunque, en este caso, algo más sadico.

Nicholson como el payaso

Quizá el mejor Joker fuera del comic fue el de la serie animada de los 90, la cual nacería al albur de la película, en la que el payaso es doblado por Mark Hamill. Ese Joker quiza sea la mejor versión realizada ya que reflejaba todo lo que quisieron los autores en el comic: sadismo y locura. 


El último Joker fuera del comic sería el fallecido Heath Ledger, el cual sería una versión más cercana a los 80 y, por supuesta una versión aún más oscura que la de Nicholson.


Aún hoy siguen saliendo historias del cruel payaso que ha convivido con Batman practicamente desde su creación Un personaje que, a pesar de ser maligno, es considerado como uno de los mejores y más influyentes de las viñetas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario