jueves, 3 de octubre de 2013

Clásicos Inmortales: La Sirenita

A finales de los años 80, Disney estaba en una encrucijada. Sus últimos trabajos no habían tenido éxito y su etapa dorada en la que su fundador vivía ya hacía mucho tiempo que había pasado. Para ello pensaron en adaptar la historia de Hans Christian Andersen, La Sirenita, una idea que ya había rodando la cabeza del propio Disney por los años 40, pero que no se había llevado a cabo. La película supuso un éxito que salvo a la compañía, dando paso a una segunda edad dorada en Disney.


Ariel es una discola princesa sirena que no está del todo feliz con su vida bajo el mar y siente curiosidad por el mundo de los seres humanos, algo que disgusta al Rey Tritón que considera a los humanos unos bárbaros. Junto a su mejor amigo, el pez Flounder, Ariel colecciona artefactos humanos y suele acudir a la superficie del océano para encontrarse con Scuttle, una gaviota, que supuestamente sabe sobre el mundo humano. El que la sirenita siente interés por el medio humano hace que el Rey Tritón se haga valer del director de cámara, el cangrejo Sebastián, para espiarla. 

Scuttle le explica a Ariel y a Flounder un objeto de la superficie

Una noche, Ariel, Flounder y Sebastián ven que salen unos fuegos en la superficie y atestiguan que se esta celebrando la fiesta de cumpleaños del Príncipe Eric a bordo de un barco. La sirenita se enamora al instante del Príncipe. Pero de forma repentina, cae una tormenta y el barco naufraga. Ariel salva a Eric, que esta inconsciente, antes de que se ahogue en las profundidades. Tras llevarlo a tierra firme, la joven interpreta una canción (continuación de parte de él) pero detiene la melodía al darse cuenta de que el Príncipe no debe verla cuando despierte. Éste se recupera, sólo pudiendo reconocer la melodiosa voz de la sirenita, la cual se mete en el agua antes de que este pueda darse cuenta de quien es. La melodía le fascina y desde ese momento buscara con ansía a la chica que le había salvado y que tiene una voz maravillosa. Ariel ahora no sólo vive convencida de querer pertenecer a la superficie, como antes, sino que quiere estar al lado de ese Príncipe tan apuesto.
De estos hechos esta pendiente la bruja Ursula, la cual vive desterrada de la corte y que planea su regreso haciendose valer de las ansías de Ariel por ir a la superficie.

Tritón reprende a su hija

El Rey se percata del cambio de comportamiento de su hija y le pregunta a Sebastián al respecto, enterándose de que su hija está enamorada de un humano. Tritón enfurece y va hasta donde la joven conserva los restos humanos, entre ellos la estatua del Príncipe Erik que le habían regalado en el cumpleaños y que Flounder había rescatado. Dado su enfado, destruye todos los objetos con su tridente, entre ellos la estatua. Cuando Tritón se va, las anguilas Flotsam y Jetsam, servidores de Ursula, pasan cerca de ahí y persuaden a la sirenita de visitar a Úla la bruja del mar, que podría ayudarle a convertirse en humana y estar junto a su querido Príncipe. Interesada en tal propuesta, Ariel acude seguida por Flounder y Sebastián al refugio de Úrsula junto con las anguilas.

El cangrejo Sebastián

Al llegar, Ariel explica la situación a Úrsula, algo que ya sabía de antes, y le propone hacer un pacto para convertirla en humana durante tres días, a cambio de su voz. Ariel acepta y tras un encantamiento le crecen piernas y su voz es capturada por la bruja, que la guarda entre sus pertenencias. Al cabo de esos tres días, Ariel debe recibir el beso del <<verdadero amor>>, es decir de Eric, o de lo contrario estaría condenada no sólo a volver a ser sirena sino a vivir como pólipo en la cueva de Úrsula. Flounder y Sebastián se encargan de llevarla a la superficie para que no ahoge.

La bruja convence a la sirenita

Eric encuentra a la joven en la playa y la lleva a su castillo sin saber que ella fue quien lo había rescatado en la noche del naufragio. Al principio, el Príncipe cree que es la chica que tanto había buscado, la que lo rescato, pero al percatarse de que no tiene voz, abandona dicha idea. A continuación, la joven incapaz de poder hablar con él pasa varios momentos al lado del Príncipe. 

Erik se encuentra con Ariel

Al final del segundo día casi se besan, alentados por la canción "bésala" habilmente dirigida por Sebastián, pero la interrupción de las anguilas que hunden la barca en la que iban hace que el deseado beso no se produzca. Molesta por el casi beso de Ariel, Úrsula decide disfrazarse como humana, adoptando el nombre de Vanessa y hace uso de la voz conservada de Ariel para hechizar al Príncipe que pensara que esa fue la chica que lo rescato. voz extraída de Ariel. Al día siguiente, Erik planeara su enlace con la bruja disfrazada.


Ariel esta triste tras enterarse de tal cosa, pero la gaviota Scuttle, que pasaba por el barco donde se va a celebrar el enlace, descubre que Vanessa es en realidad la bruja disfrazada. Entonces Ariel intenta llegar al barco mediante un barril tirado por Flounder y Scuttle junto a otros animales intenta que la boda se retrase.
En medio del caos organizado, Úrsula pierde la voz de Ariel que mantenía guardada en un collar en su pecho y Ariel logra recuperarla. De esta forma, se rompe el hechizo que había lanzado sobre el Príncipe, con lo que éste reconoce de nuevo a Ariel, la chica que lo salvo. Aunque Eric la besa en ese instante, no lo hace a tiempo y Ariel vuelve a transformarse en sirena. En ese momento, Úrsula recupera su forma de bruja  y secuestra a la joven para llevarla consigo a su cueva. Tritón, que ha sido informado por Sebastián, llega a la escena y se enfrenta a Úrsula para exigirle que libere a su hija, pero la bruja le demuestra que el pacto hecho por ambas es inquebrantable. El Rey decide entonces cambiar su posición por la de Ariel y convertirse así en su prisionero  con tal de que su hija quede libre. Tritón pierde su tridente y la nueva Reina es Ursula, Tras ésto, la bruja aumenta su físico en proporciones monstruosas.


La bruja crea una tormenta con un gran remolino con el que espera hundir el barco donde se encuentran Eric y Ariel. Sin embargo, Eric logra maniobrar la nave y posicionarla de tal forma que pueda estrellarlodel barco contra el abdomen de la bruja agigantada, la cual muere por lo que Tritón y los otros prisioneros de la bruja recuperan sus formas originales y son libres. Tritón finalmente se da cuenta del amor que profesa Ariel a Erik y la convierte en humana, renunciando a sus propios intereses y prefiriendo que su hija sea feliz con el amor de su vida.


Ariel se casa con el Príncipe, siendo despedida con cariñoso afecto por su padre que al paso del barco del enlace, forma un arcoiris, el cual es simbolo de alegría para todos los presentes.
La Sirenita supuso todo un boom en cuando a animación y banda sonora se refiere, además de ser el primer cuento de hadas que versionaba Disney desde la Bella Durmiente en 1959. También cabe resaltar que fue la primera película Disney que fue traducida del idioma original, inglés, al español de España, ya que hasta ese momento todas las traducciones eran al español latino. La única película de la compañia, anterior a la sirenita, que se tradujo, aunque mucho después, fue Blancanieves y los Siete Enanitos.

Ficha

Dirección
Ron Clements
John Musker
Dirección artística
Michael Peraza Jr.
David Towns
Producción
Howard Ashman
John Musker
Diseño de producción
Maureen Donley
Donald Towns
Guión
Roger Alles
Howard Ashman
Ron Clements
Música
Alan Menken
Efectos especiales
Jonathan Levit
 
Otros datos

País
Estados Unidos
Año
1989
Género
Animación, Musical, Fantástico
Duración
85’

Premios
Oscar

Categoría
Persona
Oscar a la Mejor Banda Sonora
Alan Menken
Howard Ashman
Oscar a la Mejor Canción (“Bajo  del mar”)
Alan Menken
Howard Ashman

Parte de él


Bajo del mar


Bésala

No hay comentarios:

Publicar un comentario