martes, 27 de agosto de 2013

Inmorales

Me resulta llamativo que el Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry (si, ese personaje que perdio en las segundas elecciones que ganó Bush, ¡Mira que era difícil!) afirme que la utilización de armas químicas por parte de Siria contra la población es una "obscenidad inmoral".

Si Kerry habla de inmoralidades, que se mire su propio ombligo

Dejando de lado que Siria, al igual que otros países arabes, es una tirania, los Estados Unidos no tienen precisamente fama de ser amigo de la paz, más bien lo contrario. Un país que ha financiado dictaduras y ha generado guerras por todo el mundo (Vietnam, Irak, Afganistan, ...) no puede venir con ese carácter buenista cuando sus intervenciones han provocado diversos conflictos, amparándose en que los países invadidos son dictaduras, lo cual es verdad, aunque con otras dictaduras parece que se sentían más o menos bien (Pinochet).
Los estadounidenses se creen los mejores del mundo porque los demás países hemos dejado que se crean que lo son. Parece que les debemos la vida porque participaron con éxito en las dos guerras mundiales. Y si bien fueron una parte decisiva en dichos conflictos, eso no significa que puedan hacer lo que les de la gana, haciendo y deshaciendo a su antojo.
Los Estados Unidos debe ser un país amigo, al que hay que respetar como a todos los países, pero eso no significa apoyarlo en todas las decisiones que tengan que ver con intervenciones militares o dejar que espíen a los ciudadanos, ya sean los propios o los ajenos.
Los diferentes Gobiernos que han tenido los Estados Unidos han actuado a su antojo. Todo el mundo pensaba que con Obama todo cambiaría. Yo siempre dude de ese, como lo hice de otros porque ellos actúan en función de sus propios intereses económicos o políticos y desgraciadamente el tiempo me ha dado la razón. 

Para Obama la guerra y el espionaje esta justificado

Resulta curioso que el Gobierno de un tipo al que le dieron incomprensiblemente el Nobel de la Paz (nunca he visto un ganador que halla echo tan poco a favor y en contra para que se lo dieran) justifique una guerra, algo que muchos personajillos en España se quejaban precisamente del anterior Presidente estadounidense (Bush). Da igual quien gobierne. Los Estados Unidos siempre impondrán su Ley. Y eso es algo que el resto de países, seguramente más democráticos que ellos, han de cambiar porque en un mundo tan globalizado como este ya no caben esas actitudes más propias de épocas en que Estados Imperialistas y tiranos imponían sus condiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario