miércoles, 7 de agosto de 2013

El Tratado de Utrecht

El origen del Tratado de Utrecht lo encontramos en la guerra de sucesión española en la que había dos facciones que competían: la de Felipe de Anjou y la del Archiduque Carlos de Austria.

 
Felipe, nieto del Rey Sol, Luis XIV de Francia, era heredero al Trono Español por el testamento dejado por Carlos II, el cual era su tio-abuelo. Los autracistas no aceptaron tal cosa, generándose una guerra en el país que dividió a Europa. Los ingleses viendo el poder que podía alcanzar Francia, añadiendo España al apellido Borbón, se lanzo a una guerra junto a otras potencias europeas. La guerra se inició en 1701 y tras el fin de la misma con la victoria de los Borbones, muchas regiones peninsulares perdieron sus fueros por apoyar la causa austracista, ya que los Borbones querían una centralización del Estado al modo de su país de origen: Francia.

Alegoria de la Paz de Utrecht

El Tratado de Utrecht (denominado así por haber sido firmado en la ciudad holandesa) buscaba la Paz peninsular, dejando la Corona al nieto de Luis XIV, pero mediante unas condiciones que supusieron en gran medida el fin de las posesiones importantes de España. 

Felipe V

Estos fueron los cambios territoriales, salidos del Tratado:
  • El Reino de Gran Bretaña obtiene Menorca y Gibraltar, ocupadas durante la guerra (cedidas por España); Nueva Escocia (Acadia), la bahía de Hudson y la isla de Terranova (cedidas por Francia); la isla de San Cristóbal en el Mar Caribe.
  • La Casa de Saboya ve devueltas Saboya y Niza (ocupadas por Francia durante el conflicto bélico) y recibe Sicilia (cedida por España).
  • Las Provincias Unidas reciben llos territorios flamencos (una serie de fortalezas en el norte de los Países Bajos españoles que el Imperio ayudó a financiar), cedida por Felipe V de España.
  • Brandeburgo recibe Güeldres del Norte (cedido por el rey de España) y la zona de Neuchâtel (cedida por Francia), además de su transformación en reino con el nombre de Prusia. Federico Guillermo I sería su primer rey.
  • Portugal obtiene la devolución de la Colonia del Sacramento, ocupada por España durante la guerra.
  • Carlos VI de Austria obtiene los Países Bajos españoles, el Milanesado, el reino de Nápoles, Flandes y Cerdeña (cedidos por el rey de España). Tras este acuerdo, el Archiduque abandonaría toda opción de ser Rey de España.
  • El Reino de Francia reconoce la sucesión protestante en Inglaterra y se compromete a no apoyar a los pretendientes Estuardo.
  • Felipe V obtiene el reconocimiento como Rey de España y de las Indias por parte de todos los países firmantes, estableciendose una clausula que le obligaba unicamente a ser Rey de España, impidiendo de esta forma que la Corona Española y Francesa estuvieran en poder de la misma persona.
En el caso concreto de Gibraltar, el cual ha saltado a la palestra los últimos días, no se reconocían para nada aguas jurisdiccionales y ha sido motivo de conflicto en el que los diferentes organismos europeos (UE) no se han ocupado permitiendo que los pescadores españoles fueran echados de sus aguas y que se convirtieran en habituales actividades delictivas como tirar bloques de hormigos al mar o el contrabando de tabaco o fuel, el cual ha provocado determinados desastres medioambientales. 
 
 
España siempre ha luchado por la integridad del Estado, algo que se le arrebato a base de unos acuerdos dinásticos por alcanzar una Paz en el momento en que se veía con absoluta claridad que los Borbones iban a ganar frente a los austracistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario