lunes, 19 de agosto de 2013

El maravilloso legado de Miguel Ángel

A lo largo de la historia de la humanidad, ha habido hombres cuyas obras artísticas han maravillado a generaciones y generaciones. Uno de sos hombres fue Miguel Ángel, uno de los más grandes artistas del renacimiento.


Este florentino nacido en 1475, destaco en sus primeras épocas en la escultura. El Moisés, David o la magnifica Piedad forman parte de un repertorio único. Pero no sólo de piedra vive el hombre y el gran genio escultor también resalto su faceta artística en la pintura (sus pinturas en la Capilla Sixtina son todo un homenaje a Dios y su omnipresencia) o en arquitectura.
Miguel Ángel es de esos artistas que como se suele decir si no hubiera existido habría que inventarlo. También cabría añadir que harían faltas muchas personas con talento para equiparar la maravillosa obra de este genio del arte universal.
Pero esto no es algo que, como le pasa a muchos artistas, es dicho a posteriori y la admiración le viene tras su muerte. Sus contemporáneos le admiraron profundamente dada sus maravillosas obras, algo que le hizo ganarse el apodo de "El Divino".
Benedetto Varchi, humanista, escritor, historiador y compatriota del genial escultor y pintor, le envió una carta,el 12 de febrero de 1560, en nombre de todos los florentinos donde se le decía:
...toda esta ciudad desea sumisamente poderos ver y honraros tanto de cerca como de lejos... Vuestra Excelencia nos haría un gran favor si quisiera honrar con su presencia su patria.
Y es que Miguel Ángel es uno de los más grandes artistas del Renacimiento y merece todo respeto dada las grandes obras que realizo. Es por eso que, a continuación, les muestra las que en mi opinión son sus mejores obras.

Sus mejores obras
1. Boveda de la Capilla Sixtina
El Papa guerrero, Julio II, le encargo esta magna obra en 1508. Hay que decir que la Capilla fue ordenada a construir por el Papa Sixto IV. La intención de Julio II es que Miguel Ángel pintara a los apostoles, pero el genio ideo, como sabemos, una obra mucho más compleja.

"Y Dios creo al hombre"

En ella podemos ver representadas escenas del Génesis como la creación de hombre (magnifica) o la expulsión del Eden; los profetas y el gran Juicio Final culmina una maravillosa obra que tardo cuatro años en realizarse.
Pero la duración es algo que no llevan bien los mecenas y el Papa fue demasiado exigente para que le genio florentino terminara la obra. Además, los desnudos de diferentes personajes de la obra no gustaron a muchos cardenales que los consideraban obscenos (a lo mejor pensaban que Dios creo a Adán con pantalones). 

El Juicio Final, una de las más grandes obras del Renacimiento

Para saber algo más sobre la creación de esta magna obra, les recomiendo que visiones, si pueden, la película "El Tormento y el Éxtasis", donde podemos ver a unos grandes Chartlon Heston en el papel del genio florentino y a Rex Harrison en el papel de Julio II.
2. David
Conocido como el David de Miguel Ángel, en este espectacular monumento, el genio florentino nos demuestra su grandes capacidades a la hora de reflejar la musculatura del hombre, así como su gran sentido de la belleza humana.



Sin lugar a dudas, este David nos recuerda ni más ni menos a los Dioses romanos, dada su pose y a su posición, llena de fuerza. 
3. Moisés 
Otro ejemplo más de Miguel Ángel a la hora de esculpir el cuerpo masculino. Lo que destaca no es ya su aparente fuerza en la mirada, sino física, con unos musculatura inmensa. Moisés tiene como una especie de cuernos que no son tal. Representan la luminosidad derivada del encuentro del patriarca con Yahvé en el Monte Sinaí donde le daría las Tablas de la Ley, las cuales están debajo de su enorme brazo. También los pliegues del ropaje son una muestra de la calidad escultórica de Miguel Ángel.


Cuenta la leyenda que, cuando lo termino, dado su realismo, Miguel Ángel le golpeo en la rodilla derecha y le dijo "¿porque no me hablas?", dando a entender que lo único que le faltaba a su colosal Moisés era la vida misma.

Tumba de Julio II

Moisés forma parte precisamente de la tumba de Julio II, siendo escoltado por las esculturas de Raquel y Leah, esposas de Jacob, las cuales son también obras de Miguel Ángel.
4. La Piedad
Una de las obras más personales de Miguel Ángel porque en ella pretende demostrar el sufrimiento humano a raíz de la muerte de un hijo.


Se encuentra en la Basilica de San Pedro del Vaticano. En ella podemos ver a una hermosa Virgen María que además de resaltar por su belleza, lo hace por su aparente juventud, algo muy habitual en la época renacentista. La madre muestra una tristeza contenida por la perdida de su amado hijo, el cual se nos presenta contorsionado debido a su sufrimiento en la cruz.
5. Tondo Doni
Esta obra nos muestra a la Sagrada Familia (José, la Virgen y el niño Jesús). Miguel Ángel empleó dos medios para esta obra, témpera y óleo. En ella podemos ver casi una presentación por parte de María y San José al niño a aquel que la esta viendo. Las contorsiones de los dos adultos para coger al niño es realmente significativa.



Se conserva en la Galería de los Uffizi de Florencia, Italia, con su marco original, diseñado por el propio genio florentino.
6. La Sacristia nueva de Basilica de San Lorenzo
La poderosa familia Médici fue la encargada de financiar la construcción de esta fantástica basilica y Miguel Ángel sería el encargado tiempo después de realizar una sacristía nueva.


Con paredes en planos muy diversos, así como con cornisas de los más complejas, Miguel Ángel demostro una vez más que tanto como escultor y arquitecto era uno de los más grandes de su tiempo. Allí esta enterrada la familia de los Medici.
7. Biblioteca Laurenciana
Idea de Clemente VII fue la construcción de en Florencia de una biblioteca para conservar toda la colección de còdex de la familia Médici. Para ello contó con Miguel Ángel.

Sala de lectura

El nombre se debe a la ampliación llevada a cabo por Lorenzo de Médici, "el Magnifico". El diseño proyectado sufrió diferentes cambios debido a la necesidad de separar los libros latinos de los griegos, así como otros inconvenientes. 

El magnifico artesanado

El artesonado está realizado con motivos elípticos y romboidales; Miguel Ángel también diseñó los grandes pupitres de lectura.

La escalera

La escalera también fue otro quebradero de cabeza, hasta que, tras realizar numerosos diseños que no le convencían en 1558 envió desde Roma el proyecto a Bartolomeo Ammannati, que fue el encargado por Cosme I de Médici para construir definitivamente la escalera.
8. El Cristo de la Minerva
Esta obra se encuentra en el lado izquierdo del altar mayor de la iglesia de Santa María sopra Minerva (por eso su nombre) de Roma.


Es la representación de Cristo redentor, el cual se abraza a su cruz, totalmente desnuda. Es de destacar, una vez más, la capacidad de Miguel Ángel para mostrar esculpir la musculatura humana. 
9. Plaza del Capitolio
La reforma de la plaza fue realizada por Miguel Ángel a instancias del Papa Pablo III. La reforma se inició porque el Papa quería impresionar a Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y Rey de España, que iba a visitar la ciudad en 1538. Los proyectos y las obras comenzaron en 1536, pero no terminaron hasta muchos años después, en el Siglo XVII. 


La plaza forma uno de los más grandes legados de Miguel Ángel, aunque fue oficialmente terminada bastantes años después y que intentaban demostrar el Poder de la Iglesia
10. Madonna de Brujas
Su nombre se debe a que se encuentra en la ciudad belga de Brujas. La Virgen encargada por unos mercaderes flamencos, es singularmente muy parecida a la Piedad, donde podemos ver a una madre siempre joven y hermosa.


La Virgen parece encontrarse en un momento de pensamiento profundo, mientras el Niño, de pie, está recostado entre las piernas de su madre y junta su mano con la de ella, creando la complicidad necesaria entre la madre y el hijo, algo que hace que esta escultura tengan gran fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario