lunes, 29 de julio de 2013

¡Por Tutatis!

"Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor"
Así comenzaban las historietas de unos galos muy locos que ponían los pelos de punta a las huestes romanas de Julio Cesar. De entre esos galos, sobresalían sus heroes locales, Astérix y Obelix. 


Creados por Goscinny y  Uderzo, representan todo un hito en cuanto a lucha y resistencia se refieren. Cuatro eran los campamentos que cercaban a los galos: Babaórum, Acuárium, Láudanum y Petibónum, los cuales sucumbían una y otra vez frente a este dúo de heroes y sus amigos. Pero todo era debido a un secreto: la poción mágica preparada por el druida Panoramix. Todo galo que bebía esa poción (todos menos Obelix, que cayó en una marmita cuando era pequeño) adquiría una fuerza sobrehumana, capaz de acabar con un ejército entero.

 
La primera historia que leí de ellos fue "Astérix gladiador" y era tronchante ver como los romanos no podían acabar con unos "indefensos" galos, los dolores de cabeza que provocaba el canto de el bardo Asuranceturix, como Obelix comía jabalíes de dos en dos, ... Una constante que se ha repetido y repite en todas y cada una de las historietas de estos irreductibles galos.


Pero no sólo los romanos han formado parte de las aventuras de Astérix y Obelix: egipcios (con la reina Cleopatra), godos, britanos, vikingos (en su viaje por querer saber lo que era el miedo, algo que ellos desconocían) y un largo etcetera de pueblos que vieron como los dos galos más famosos de la historia los visitaban haciéndoles participes de sus aventuras.

 
Ya han pasado más de cincuenta años desde que en un estudio, Goscinny y  Uderzo (ha llovido desde entonces) crearon a estos locos galos que, a pesar de estar aislados en un mundo exclusivamente romano, han sabido permanecer unidos y con la "ayuda" de la poción mágica han sabido defender su territorio del invasor que, sin embargo, sigue sin perder la esperanza de derrotarlos. Como diría Obelix: "Están locos estos romanos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario