viernes, 19 de julio de 2013

El Real de Las Palmas

Desde Aragón, nombrado por los Reyes Católicos, llegó Juan Rejón a las Islas de Canaria. Desde el Puerto de Santa María salieron a bordo de tres barcos para conquistar la Isla de Canaria. 

 
El 24 de Marzo de 1478 llegaron los conquistadores a la Gran Canaria, desembarcaron en el litoral de La Islet. Juan Rejón llegó a un palmeral situado a la derecha de la desembocadura del barranco de Guiniguada donde montó su campamento: el Real de las Palmas desde donde iniciarian sus propositos de conquista.
La conquista de la isla costó hasta cinco años. Años de lucha. Años de dolor. En el que tanto del lado de los contedientes aborigenes (canarios) y los castellanos se perdieron innumerables vidas. 

Placa sobre la fundación situada en la Ermita de San Antonio Abad, en el barrio de Vegueta

Las batallas costaron vida, pero también la paciencia de los Reyes Católicos. Rejón sería destituido y posteriormente acusado de la muerte su sucesor, Pedro Fernández de Algaba. Entoncés llegaría Pedro de Vera quien encarcelaria a Rejón.

 
Tras la conquista de la Gran Canaria, el campamento que montarian los hombres de Juan Rejón, crecería hasta el punto de ser una de las ciudades más pobladas de las islas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario