lunes, 17 de junio de 2013

Las "grandes hazañas" de Antonio Cubillo

Hoy parece que basta que uno haya sido conocido y fallezca, por razones de la edad o cualquier otra enfermedad, para que le pongan tu nombre a un Auditorio (Adan Martín) o a una calle, a pesar de haber sido en vida un incompetente o, en el caso de Cubillo, un terrorista.


Pues si, resulta que hace unos días en el Ayuntamiento de Santa Cruz se celebro un pleno para votar si se le da una calle a Antonio Cubillo. Para dar una calle a determinado personaje, valdría conocer los hechos tan grandes hechos por tan deleznable individuo: desde tierras argelinas, donde radiaba para Canarias, constantemente amenazaba la vida de determinadas personas. Tras crear el el MPAIAC (Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario) crea las FAG (Fuerzas Armadas Guanches), las cuales emprenden una serie de actos de terrorismo. En esa radio, el mismo Cubillo reivindico las varias explosiones acontecidas en Las Palmas, registrandose en los almacenes Galerías Preciados y Simago, causando daños materiales y heridas a varias personas, pero el sujeto no se quedo ahí y siguió amenazando con la explosión de otros artilugios. 
Otro atentado se produjo en el Aeropuerto de Gando, provocandole heridas a una dependienta. Otro aviso de bomba provoco que varios aviones se desviaran al Aeropuerto de los Rodeos, donde se ocasionaria, de forma trágica, el conodido accidente aereo, que produjo  la muerte de 583 personas.Un año después, colocan en la Universidad de La Laguna un artefacto explosivo. Durante el intento de desactivación fallece un agente de los TEDAX. Pero esto no quedaría así, y agentes del Gobierno Español se tomaran su particular vendetta dandole una paliza bestial que le obliga a estar con muletas para siempre.
Pero el último acto "heroico" de Cubillo sera tirar chinchetas a la carretera en medio de la vuelta ciclista a España para pinchar las ruedas de los participantes y que estos se caígan. En 2012, ya volvio a amenazar con ello, debido a la posibilidad de que la vuelta volviera a las islas.

Hilario Rodríguez, promotor de la moción

Pues si, este, señores, es al personaje al que algunos quieren ponerle una calle. Un tipo que cometio actos deleznables y que algunos lo consideran una especie de "santo" que lucho contra el Estado Español. Antonio Cubillo fue, me da igual que haya muerto, un terrorista, que además resulto patetico como cuando todos los fines de semana ponía en el periodico su Constitución de la República Canaria o que la moneda de la Canarias independiente se llamaria "Africo". Y en estos se gastan el dinero nuestros políticos: en celebrar plenos para ponerle una calle a un terrorista. Mejor que se preocupen de cosas más importantes. Por cierto: ha habido personas, nacionalistas o no, más respetables que Antonio Cubillo porque desde sus ideas, han tirado para delante y han luchado por su tierra desde la humildad y desde el respeto a los demás. Algo que nunca tuvo Antonio Cubillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario